Pasar al contenido principal

CRÓNICA

El petróleo seguirá jugando un papel importante en el mix energético, según Jorge Lanza, CEO del Grupo CLH

• CLH explorará nuevos mercados más allá del de los hidrocarburos, como la logística de los productos químicos como el hidrógeno o la captura y el almacenaje del carbono

Martes 26 de febrero de 2019 — La llegada del coche eléctrico y el Acuerdo de París no son un punto y final para la industria del petróleo, que “seguirá jugando un papel importante en el mix energético”, ha señalado Jorge Lanza, CEO del Grupo CLH, en una nueva sesión de los Matins ESADE patrocinada por Bluecap, con la colaboración de La Vanguardia.

“Existe una demanda creciente de energía y las energías renovables no pueden abastecerla solas ni desarrollarse lo suficientemente rápido”, ha apuntado Lanza, que apuesta por reducir el consumo del petróleo mejorando su eficiencia e impacto medioambiental para avanzar hacia la transición energética. “La forma más rentable de reducir las emisiones actualmente no es el vehículo eléctrico, sino un coche de gasolina o diésel que sea más eficiente”, ha señalado.

En este sentido, Lanza ha explicado que el parque automovilístico mundial, formado por 1.200 millones de coches, está previsto que crezca un 80 % hasta 2040. Sin embargo, pese a este aumento en el número de coches, “el consumo global de petróleo no va a aumentar”, gracias a las mejoras en eficiencia y a la llegada del vehículo eléctrico. Con estas previsiones, empresas como CLH, dedicadas al almacenamiento y al transporte de hidrocarburos, se concentrarán en su uso en la industria petroquímica y en el transporte. “Todos tenemos en la cabeza los coches eléctricos, pero en la aviación y en la navegación la demanda seguirá creciendo”, ha avanzado.

Para Jorge Lanza, el problema de las emisiones de CO2 “hay que abordarlo de forma global”. Otra cuestión es la mejora de la calidad del aire de las grandes ciudades, muy afectado por las calefacciones de gasoil y los coches diésel antiguos, según el CEO de CLH, que ha señalado que la solución no pasa por prohibir las tecnologías con motores diésel, sino incentivar tecnologías más eficientes y limpias, de acuerdo con el principio de neutralidad tecnológica.

Internacionalización y oportunidades de futuro

Lanza ha repasado los éxitos que ha cosechado CLH desde que desplegó su plan de internacionalización hace cuatro años. Durante este tiempo, ha entrado en los mercados del Reino Unido, Irlanda, Omán y Panamá, y próximamente lo hará en México. “Sabemos que el sector se va a transformar y queremos formar parte de este cambio”, ha asegurado.

Pensando en el futuro, el directivo ha reconocido la necesidad de tomar en consideración las oportunidades que se puedan presentar para una empresa con la infraestructura y la experiencia de CLH, y ha avanzado su voluntad de abrirse al mercado de la logística de los productos químicos. “Si las renovables van a seguir creciendo como se espera, habrá que almacenar la energía que se genere en los días con más viento o sol, y el hidrógeno es una buena alternativa”, ha explicado, al tiempo que ha recordado que “la logística del hidrógeno no es muy diferente a la de los hidrocarburos”. Otra opción de futuro que CLH está explorando es la captura y el almacenaje de carbono, una de las soluciones planteadas por la industria para reducir su impacto ambiental.

Jorge Lanza, CEO del Grupo CLH, protagoniza una nueva sesión de los Matins ESADE, titulada ''El papel de los hidrocarburos en la transición energética''.

Partiendo del mix energético actual y de la previsión de consumo energético mundial en el futuro, y reconociendo el reto que supone el calentamiento global del planeta, el ponente expondrá distintos escenarios que se plantean para lograr los objetivos fijados en el Acuerdo de París y, entre ellos, el papel clave de los hidrocarburos en la transición energética del sector de la movilidad. Jorge Lanza es el consejero delegado del Grupo CLH, con sede en Madrid.

Es Ingeniero Industrial por la Universidad Politécnica de Madrid y Master of Science in Engineering por la Universidad de Stanford (Estados Unidos). Está casado con Chelo y tiene tres hijos. Conoce muy a fondo la industria del petróleo y de la energía en la cual durante más de 22 años ha desempeñado distintos roles en toda la cadena de valor del negocio del petróleo: refinación, comercialización, abastecimiento y logística, y marketing y ventas. En febrero de 2016, se incorporó a CLH tras una larga carrera en BP. Su trayectoria profesional incluye una cartera ponderada de experiencias, con responsabilidades en las operaciones, la gestión, la estrategia y las tareas corporativas en cinco países. Antes de asumir su actual cargo a Madrid, fue presidente ejecutivo de BP España y Portugal (2012-2014) y director de la BP Whiting Refinery (2015) y de las refinerías BP Carson (2009-2011) en los Estados Unidos, así como de la refinería de BP en Castellón (2005-2008).

Idioma: Castellano

  • #Energías

Recursos de este evento ¡Solo socios!